Como averiguar si una persona ha fallecido en españa

¿puedo viajar a españa para un funeral?

Cualquier persona que tenga conocimiento del fallecimiento puede realizar la inscripción, aunque normalmente lo hace un familiar, un amigo o un vecino del fallecido. En la mayoría de los casos, el fallecimiento debe inscribirse en el Registro Civil de la localidad donde se ha producido. Para realizar la inscripción se debe presentar el certificado de defunción en el que conste la causa de la muerte.
Si el fallecido ha hecho arreglos específicos para un servicio religioso, el entierro o la cremación, deben seguirse sus deseos. El entierro o la inhumación son los más comunes en España. Si el fallecido o sus familiares solicitan la incineración, debe comunicarlo al médico encargado de certificar el fallecimiento, ya que se hará constar en el certificado.
Cada municipio tiene un cementerio. Los cementerios españoles tienen un sistema en el que el féretro se introduce en un nicho (en lugar de enterrarlo en el suelo). Un nicho puede alquilarse por un número predeterminado de años. Los restos mortales se internan en el nicho y, una vez finalizado el periodo, el cuerpo se traslada a un cementerio común. Cada cementerio tiene diferentes procedimientos, periodos disponibles y precios.

La ley española cuando alguien muere

Es el medio por el que se certifica el fallecimiento de una persona (fecha, hora y lugar donde se ha producido). La muerte tiene efectos civiles desde el momento en que se produce, pero para que sea plenamente reconocida debe inscribirse en el Registro Civil, que expide el certificado de defunción. El registro comunica automáticamente el fallecimiento al Padrón de Habitantes.
Para solicitar la inscripción de una defunción, lo primero que hay que determinar es el Registro Civil competente. Se considera que el Registro Civil donde se ha producido el fallecimiento es el competente. No obstante, existen algunas excepciones y reglas especiales:
Sin perjuicio de las normas de competencia para la inscripción, en determinados casos, como el fallecimiento en viaje, la inscripción puede trasladarse al Registro Civil del lugar de residencia del fallecido a petición de sus herederos.
Es posible solicitar el certificado en línea cuando la inscripción aparezca en los registros civiles informatizados incluidos en la lista desplegable facilitada por el Ministerio de Justicia. Los certificados así solicitados se enviarán por defecto por correo ordinario a la dirección indicada en la solicitud. No obstante, el interesado podrá recogerlo personalmente si así lo ha indicado expresamente en la solicitud.

Funerales en españa

Le rogamos que nos comunique el fallecimiento de un ciudadano estadounidense en España o Andorra lo antes posible.    El personal consular notificará a los familiares más cercanos, si es necesario, y llevará a cabo sus instrucciones sobre la disposición de los restos.    Dependiendo de las circunstancias, es posible que tardemos hasta el siguiente día laborable en proporcionar información adicional.
Para notificar el fallecimiento de un ciudadano estadounidense en España, envíe un correo electrónico a la Embajada de Estados Unidos en Madrid (AskACS@state.gov), o si el fallecimiento se produjo en las provincias de Aragón o Cataluña, o en Andorra, al Consulado General de Estados Unidos en Barcelona (BarcelonaACS@state.gov).    Envíe la información indicada a continuación con el asunto “Muerte de un estadounidense en España (o Andorra)”.

Registros públicos de españa

Si la persona que ha fallecido no tenía seguro, un familiar o un representante designado formalmente tendrá que nombrar a un director de la funeraria y hacerse cargo de todos los gastos. Puede encontrar una lista de empresas funerarias internacionales aquí.
El Ministerio de Asuntos Exteriores, de la Commonwealth y de Desarrollo no puede ayudar con los costes. En algunos casos, las empresas funerarias y los abogados pueden prestar servicios de forma gratuita. El trabajo pro bono se realiza de forma gratuita o a un coste muy reducido dependiendo de sus circunstancias. Esto se decide caso por caso.
Las defunciones deben ser registradas en el país donde la persona falleció. En España, el director de la funeraria se encargará de inscribir el fallecimiento en el registro civil local español, que emitirá un certificado de defunción.
También puede solicitar varios ejemplares del certificado de defunción estándar y una versión internacional multilingüe a través de su empresa funeraria. También puede solicitar más certificados de defunción españoles accediendo a la página web del Ministerio de Justicia español.